sabanas para la cama

Elige el tejido para tus sábanas ¿Algodón o Poliéster?

La elección de la ropa de cama es algo muy personal, y el tejido de las sábanas no siempre es una fácil elección. En este artículo te hablaremos de dos de las telas más comunes para vestir nuestras camas: el algodón o el poliéster. Si te encuentras en una disyuntiva y no acabas por decidirte, sigue leyendo y podrás conocer los pros y los contras de cada una de estas telas.

sabanas de algodon o poliester

Poliéster para las sábanas de cama

Para comenzar a hablar del poliéster debemos hacer mención a su composición. Este material es un elastómero que se caracteriza por su gran resistencia, pero el nombre que comúnmente le damos al poliéster suele hacerle referencia a los materiales sintéticos. La fabricación de éstos es llevada a cabo mediante el tratamiento del aire, agua y material sintético.

Pros del Poliéster

El poliéster es un material que no se contrae ni estrecha con las lavadas; es un material muy resistente, lo que lo hace duradero a largo plazo. Además, su sólida composición hace que no se arrugue y pueda ser planchado con gran facilidad.

Contras del Poliéster

Lo cierto es que, como todas las cosas del mundo, el poliéster también tiene sus aspectos negativos. Lo primero que debes saber es que este material puede resultar incómodo para la transpiración de la piel, por lo que, si eres una persona que sude o sufra de calor comúnmente, quizás deberías elegir otro material como ideal para vestir tu cama.

Por otra parte, el poliéster puede no resultar tan agradable al tacto como otros materiales suaves y sedosos que agradan a cualquiera.

Por último, si hacemos referencia al medio ambiente debemos recordar que el poliéster no es biodegradable y puede ser dañino para el medioambiente.

Algodón para las sábanas de cama

El algodón es un material conocido por todos nosotros, que se crea tratando la vaina del algodón. Es uno de los materiales preferidos para el sector textil, y, por lo tanto, suele ser una elección muy frecuente para nuestras sábanas. A continuación veremos las ventajas y desventajas que tiene este producto.

Pros del Algodón

El algodón es un material con el que te podrás olvidar de las molestas bolitas o pelusillas que suelen formarse con el tiempo en nuestra ropa de cama. Además, al contrario de como ocurría con el poliéster, el algodón es un producto natural, sin componentes químicos.

Además, el algodón es un material que se seca con gran rapidez y es también muy resistente a las temperaturas calientes, por lo que no se estropea.

Contras del Algodón

Aunque hemos dicho que el algodón aguanta altas temperaturas, hay que dejar claro que lo que queremos decir con esto es que el material no se estropea con altas temperaturas, pero sí que puede encoger, por lo que es recomendable que andar con cuidado.

Por otra parte, el algodón es un material algo más complicado para eliminar las manchas, por lo que tendrás que tenerlo en cuenta dependiendo del uso que le vayas a dar.

tipos de algodon

Calidades y beneficios de los diferentes tipos de algodón

Cuando vamos a elegir las telas para nuestro hogar, buscamos siempre que éstas sean de la mejor calidad, pero, entre toda la oferta que encontramos a día de hoy, esta elección puede ser todo un rompecabezas. Muchas veces nos han dicho que el algodón es el material más suave y, por lo tanto, menos agresivo para nuestras pieles; pero, lo cierto es que cada día van saliendo a la venta más y más variedades de este tejido, haciendo que nos preguntemos: ¿qué tipo de algodón es el mejor?

¿Qué es el algodón?

El algodón es un filamento o hilo textil vegetal. Este tejido es más conocido por su textura suave y sedosa, y su éxito en el mercado textil, aunque todavía nos queda mucho por descubrir acerca de este material.

Lo cierto es que existen varias alternativas al algodón tradicional; a continuación te hablamos de dos las variedades de algodón más conocidas y de sus beneficios, para que seas tú mismo quien haga la elección según tus necesidades:

Opción 1: El algodón egipcio

Este algodón contiene una fibra más larga, lo que hace que goce de una textura más ligera que el resto de algodones. Este tejido está compuesto por unos 200 hilos por pulgada cuadrada.

El delgado hilo y la ligereza de este tipo de algodón hacen que sea uno de los de mayor calidad del mundo, además de ser mucho más fuerte y resistente que el resto.

Esto hace que los colores y pigmentos del algodón egipcio sean infinitamente más resistentes con las lavadas, y que los tejidos duren más como si fueran nuevos.

Por lo tanto, si lo que estás buscando y necesitas es un algodón suave e ideal para pieles sensibles o con tendencias a irritarse, o incluso alergias a ciertos tejidos, el algodón egipcio es la mejor elección para ti.

Además,  otra característica del algodón egipcio es la gran capacidad de absorción y de secado. Esta diferencia es rápidamente apreciable cuando en las noches calorosas de verano el tejido absorberá la posible sudoración para evitar esa desagradable sensación de sábana húmeda.

En las toallas, en el algodón egipcio se aprecia la rapidez de secado de manos y de la propia toalla lo que favorece que la misma no coja olores por acumulación de humedad.

Opción 2: El algodón orgánico o ecológico

Ambos términos, el de algodón ecológico y algodón orgánico, suelen ser usados como sinónimos, y así lo haremos nosotros también en este artículo; de todas formas, es necesario apuntar que únicamente podremos hablar de un algodón “ecológico” si así estuviera identificado por una entidad independiente.

El algodón orgánico o ecológico surge como una alternativa sensata, consecuente, eficiente y beneficiosa, respecto a la forma de producción del algodón tradicional.

Esta producción textil no hace uso de plantas transgénicas o modificadas artificialmente. Por lo tanto, se descarta el uso de productos químicos sintéticos, tales como: fertilizantes, insecticidas o plaguicidas; en su lugar, se toda la producción basa en la rotación de lo sembrado.

Además de los beneficios ya mencionados, ha de ser dicho que el algodón orgánico es muy recomendable para los más pequeños de la casa, pues su suave tejido evita complicaciones tan comunes en los primeros meses de vida como la dermatitis. En fin, el algodón 100% orgánico es mucho más delicado y esponjoso que el tradicional.

consejos para cortinas comedor

5 Consejos para elegir las mejores cortinas para tu salón

Si quieres darle un nuevo aire a tu salón, quizás deberías comenzar por cambiar aquello que supone el fondo o el marco de la habitación. Para ello, un elemento al que en ocasiones no le prestamos la atención que merecen son las cortinas. Una pequeña variación en éstas puede suponer un gran cambio en el aspecto de tu salón, y darle un soplo de aire fresco a lo que se había vuelto rutinario.

1. Ten en cuenta la orientación de las ventanas

Antes de elegir el material de tus cortinas, deberás tener en cuenta dónde vas a colocarlas. La orientación de la ventana es un punto a tener en cuenta; dependiendo de ésta y de la cantidad de luz que suela llegar a esta zona, deberás optar por unas cortinas más transparentes (para zonas poco iluminadas) u opacas (para estancias más luminosas).

2. Elige el estilo

Lo segundo que deberás hacer es elegir el tipo de cortina que quieres; para ello, deberás prestar atención al estilo de tu hogar. A continuación te mencionamos algunos de los estilos más comunes:

  • Cortinas venecianas: Son aquellas que están compuestas por finas láminas orientables según la luz en cada momento del día. Le dan un aire moderno a la estancia.
  • Cortinas japonesas: Son láminas o papeles deslizables de forma lisa y rectangular. Son la opción ideal sobre todo para cubrir grandes ventanales.
  • Cortinas de tela tupida: Este tipo de cortinas son ideales para mantener el descanso sin luces durante cualquier hora del día. Suelen ser muy comunes en hoteles o casas grandes.
  • Estores: Son la mejor opción para hogares pequeños y sencillos, porque no ocupan espacio y no sobrecargan el ambiente, añadiendo un aire moderno.

3. Calcula el largo exacto

Normalmente se suele calcular un largo que añada 15 centímetros a la largura total de la ventana. De todas formas, esto puede variar según los gustos de cada uno, y es que, si prefieres que los bajos de las cortinas caigan hasta el suelo y se arrastren, puedes optar por añadir unos 10 centímetros a esta medida.

Si quieres que esta caída se vea cuidada y elegante deberás elegir un tipo de tela adecuado. Para ello, te recomendamos que elijas telas sólidas, gruesas y con peso.

4. Aprende a camuflar y resaltar

No todos los espacios del hogar son iguales, y tampoco lo son las ventanas ni sus vistas. Debes tener en cuenta todo lo que envuelve a tu ventanal; si detrás hay un maravilloso paisaje al que quieras darle protagonismo, deberás optar por estilos de cortina más atrevidos y coloridos que llamen la atención de los visitantes.

Si, por lo contrario, la ventana que vas a decorar está en un espacio más triste de la casa o prefieres camuflarla y darle más relevancia a otros elementos de decoración, deberás optar por estilos de cortina más sencillos y clásicos. Una buena opción serían los estores de colores claros que iluminen la habitación.

5. Decora las cortinas y dales un toque personal

Una vez elegido el estilo de cortina que va mejor con tu salón, solo te queda añadirle los últimos detalles. Elige abrazaderas, borlas, colgantes o arrastres que ayuden a distinguir tus cortinas y hacerlas especiales para tu estancia.

Estos detalles pueden ayudarte a que las cortinas combinen con la decoración de la habitación; para ello, haz uso de colores estratégicos o estilos (madera, metal, flores…) que aporten coherencia a la decoración, sin sobrecargarla.

Centro floral navideño

Por fin tenemos un espacio donde poder dejar volar nuestra imaginación y así ofreceros infinidad de ideas para orientaros o daros algún consejito que os ayuden a la hora de emprender cualquier proyecto en lo referente a textil o pequeños detalles en decoracion para que hagas de cada rincón de tu hogar algo único

Una vez realizadas las presentaciones vamos a la idea de este mes, imagínate que nos ha tocado organizar las fiestas en nuestra casa este año, además de ir pensando en la comida que degustaremos y el bonito mantel que pondremos no nos podemos olvidar de esas decoraciones especiales que harán que nuestra mesa sea inolvidable.

Este año hay que dar un toque diferente a la mesa así que te animo a que tu mism@ intentes hacer un centro con flores, velas e incluso con telas. Aqui os dejo algunas ideas que sorprenderán a tus invitados. Los materiales para realizar este fantástico detalle lo puedes encontrar en tiendas online como Decoración Diez o Amazon.

Materiales para un centro floral navideño

  • Vela grande
  • Flores secas navideñas
  • Ramas
  • Esponja verde
  • Bandeja
  • Musgo decorativo
  • Pistola de silicona

Paso 1

Sobre la bandeja colocas del tamaño que quieras una esponja verde (dependerá de si lo quieres alto, bajo a tu gusto) la pegas a la bandeja con silicona ya que se puede quitar fácilmente y reutilizar la bandeja después de las fiestas, a continuación vas clavando las flores secas y ramas dando volumen desde abajo e ir subiendo en forma piramidal.

Paso 2

Colocas la vela en el centro y tapas los huecos con musgo decorativo. Es sencillísimo, animaros.

El resultado final es espectacular y tus invitados quedaran entusiasmados

Si se te resiste el centro floral o quieres algo mas espectacular dínoslo y buscaremos distintos estilos y colores exclusivamente para ti, estos detalles llenaran tu mesa de ese agradable ambiente para disfrutar de una gran cena o comida.

Detalles como el de la mantelería, otra de las protagonistas de esas cenas y comidas, podemos confeccionarla y diseñarla también nosotros, ¡todo es ponerse!